Wallapop sufre un ataque informático

La popular aplicación móvil de compraventa Wallapop cayó este sábado de forma inesperada. Tal y como ha admitido la app, sufrió un ataque informático a los servidores.

En primer lugar, la aplicación obligó a sus usuarios a reiniciar sus cuentas. Los usuarios tenían que volver a entrar en la plataforma con su correo y la contraseña, aunque no siempre con éxito.

Wallapop advirtió en un correo electrónico y en el muro de la aplicación que la próxima vez que entren en Wallapop se encontrarán con su cuenta cerrado y deberán reiniciar la contraseña para seguridad o acceder a través de Facebook o Google.

Wallapop guarda información de los usuarios sobre compras, ventas, localización y, si están suscritos al servicio de pagos, sobre cuentas corrientes y de Paypal. La compañía asegura que no tiene "evidencia de que ninguno de los datos se hayan visto comprometidos o haya existido un uso fraudulento".

"En cuanto a las tarjetas de crédito, no es un dato que guardamos en la plataforma. Esto significa que podemos asegurar que las tarjetas de crédito / débito no han sido expuestas ni han estado en riesgo durante este incidente de seguridad ", afirma en un comunicado Edurne de Oteiza, directora de operaciones y marketing de Wallapop.

La app de la empresa, fundada en Barcelona en 2013, cuenta con entre 10 y 15 millones de usuarios cada mes que venden y compran productos de todo tipo y son puntuados por ello. La aplicación actúa como un mercado de productos de segunda mano entre particulares a través de la geolocalización. Actualmente está en manos de grandes fondos inversores internacionales e intentando rentabilizar un negocio en el que no hay comisiones y la mayoría de las transacciones se realizan en persona.

Deja tu comentario!