Tratamiento casero para curar las hemorroides

Existen algunos remedios caseros que pueden ser utilizados para aliviar los síntomas y curar las las hemorroides externas más rápido, complementando el tratamiento por el médico. Algunos buenos ejemplos son los baño de asiento con castaño de indias o el uso de una pomada de hamamelis, pero existen otras soluciones como aumentar el consumo de alimentos ricos en fibras y tomar capsulas de ajo, equinácea o Psyllium.

Las cápsulas de ajo y de equinácea igualmente son excelentes opciones para combatir las hemorroides internas, pero estos tratamientos caseros no deben sustituir al tratamiento indicado por el médico, que puede incluir el uso de analgésicos, pomadas o bálsamos.

Vea algunos ejemplos de las pomadas más indicadas por el médico para tratar las hemorroides.

Remedios caseros para las hemorroides

Remedios caseros para hemorroides externas

1. Baño de asiento con castaño de indias

La castaño de indias es uno de los ingredientes naturales con longevo comprobación científica para el tratamiento de las hemorroides externas, oportuno a que contienen propiedades que mejoran la circulación. Asimismo, la castaña de indias igualmente es rica en escina, un tipo de saponina que ejerce un musculoso sensación antiinflamatorio, aliviando el dolor y el malestar.

Ingredientes

  • 60 gramos de la cáscara del castaño de indias en polvo;
  • 2 litros de agua hirviendo.

Modo de preparación

Mezclar todos los ingredientes y dejar hervir por más de 12 minutos. Cuando esté templado, se debe colar y colocar la mezcla en un balde o en un recipiente magnate. A continuación debe sentarse, sin ropa interior, durante 20 minutos. Repetir este tratamiento casero durante por lo menos 5 días.

El castaño de indias igualmente puede ingerirse en forma de cápsulas. Para obtener los mejores resultados, se debe tomar cerca de de 300 mg, 2 veces por día, pero el tratamiento igualmente puede realizarse con 40 mg, 3 veces por día. 

2. Baño de asiento con ciprés

El ciprés posee propiedades calmantes y antimicrobianas que ayudan a controlar el dolor y a sujetar la inflamación, haciendo que la hemorroide vuelva a la normalidad. 

Ingredientes

  • 1.5 litros de agua hirviendo;
  • 8 gotas de unto esencial de ciprés.

Modo de preparación

Se debe colocar las gotas de unto esencial de ciprés en agua caliente y mezclar acertadamente. Cuando la temperatura de agua esté agradable, la persona debe sentarse en el recipiente y permanecer durante por lo menos 20 minutos como reducido, dejando que el remedio actúe.

Otra opción para utilizar otro unto esencial es aplicar 2 o 3 gotas en otro unto vegetal, como el unto de almendras dulces, por ejemplo, y aplicarlo directamente sobre la región. Este unto esencial de ciprés, no debe ser superpuesto directamente sobre la piel, oportuno a que puede causar una quemadura. 

3. Pomada casera de hamamelis

LA hamamelis es otra planta con excelentes propiedades antiinflamatorias y calmantes, que ayudan a aliviar conveniente los síntomas de las hemorroides. Una excelente forma de utilizar la hamamelis es realizar una pomada casera, como se indica a continuación.

Ingredientes

  • 60 ml de parafina líquida;
  • 4 cdas de cáscaras de hamamelis;
  • 60 ml de glicerina.

Modo de preparación

Colocar la parafina y la hamamelis en una olla y dejar hervir por 5 minutos. A continuación, colar y añadir a la mezcla 30 ml de glicerina. Colocar en un recipiente con tapa y conservar en el frigorífico. Utilizar diariamente durante 1 mes, siempre que sea necesario.

4. Baños de asiento con sales Epsom

Las sales de Epsom igualmente pueden ser utilizadas en el tratamiento de las hemorroides, oportuno a que es excelente para sujetar la inflamación, pudiendo agregarse fácilmente al agua. Así, adicionalmente del agua tibia que ayuda a estimular el funcionamiento ordinario del intestino, este tratamiento casero igualmente posea un musculoso componente antiinflamatorio que es descocado por las sales. 

Ingredientes

  • 2 cdas de sales epsom;
  • 2 litros de agua hirviendo.

Modo de preparación

Mezcle la sal en el agua hasta que se disuelva. Cuando el agua esté tibia debe sentarse en el balde, sin utilizar ropa íntima, durante 15 a 20 minutos. Este baño de asiento puede repetirse 2 a 3 veces por día. 

Vea otras formas de tratar este tipo de hemorroides en Tratamiento para hemorroides externas.

Remedio casero para las hemorroides internas

Remedios caseros para las hemorroides

1. Tomar cápsulas de ajo

Un buen remedio casero para las hemorroides internas es tomar cápsulas de ajo diariamente, ya que ayuda a proteger la vascularización intestinal, trayendo alivio del dolor y mejorando la incomodidad, disminuyendo la incidencia de las hemorroides.

2. Yantar alimentos que evitan el constipación

Otra excelente táctica para aliviar el dolor causado por las hemorroides internas es emblandecer las heces comiendo más fibras e ingiriendo más agua. 

Los alimentos que evitan el constipación son el kiwi, la ciruela negra, lechosa y la semilla de calabaza, por ejemplo. Se recomienda ingerir cerca de de 25 gramos de fibras para las mujeres y 38 gramos para hombres, adicionalmente de pimplar 8 vasos de agua por día. 

Otra forma de consumir fibra es adicionar 1 cda de Metamucil o Psyllium en las comidas. Esta es una fibra enormemente soluble que puede ser comprada en las farmacias. 

3. Tomar cápsulas de equinácea 

En el caso de hemorroides inflamadas y muy dolorosas, las cápsulas de equinácea, pueden ser una posibilidad natural porque posee propiedades antiinflamatorias, antibióticas e inmunoestimulantes, lo que alivia el dolor, ayuda a tratar la infección y fortalece el sistema inmunológico.

Las hemorroides pueden ser causadas por el constipación crónico, el gravidez, permanecer mucho tiempo en pie o sentado, la obesidad, el estrés y la errata de actividad física, por lo que se recomienda evitar todos estos factores para sentirse mejor.

Deja tu comentario!