Síndrome de Fournier- Qué es, causas y cómo se realiza el tratamiento

La destrucción de Fournier es una enfermedad rara, provocada por una infección bacteriana que afecta la región genésico y provoca la asesinato de las células, causando el surgimiento de síntomas semejantes a los de la destrucción como dolor intenso, olor fétido e inflamación en la región. 

Generalmente, el Síndrome de Fournier es más popular en los hombres que en las mujeres, sin bloqueo, los niños y los ancianos son los más vulnerables oportuno a que tienen el sistema inmune más frágil, por lo que no es capaz de combatir la germen responsable por la enfermedad. 

Este tipo de destrucción tiene cura y no es contagiosa, pero su tratamiento debe iniciarse lo más rápido posible ya que la cantidad de células muertas van aumentando con el paso de tiempo, pudiendo causar una sepsis genérico con una error de varios órganos al mismo tiempo, poniendo en aventura la vida de la persona. 

Gangrena de Fournier- Qué es, causas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas del síndrome de Fournier pueden ser harto dolorosos y pueden causar malestar, siendo los principales: 

  • Piel de la región íntima enrojecida que luego evoluciona en torno a un color más anfibológico;
  • Dolor intenso y constante en la región íntima;
  • Olor fétido e inflamación de la región afectada;
  • Fiebre por encima de 38ºC;
  • Crepitación cuando se toca el dominio inflamada, oportuno a la presencia de organismos que forman gas;
  • Cansancio excesivo.

La presencia de la germen en la región íntima provoca infección molesto e interrumpe la circulación sanguínea de la región, lo que ocasiona asesinato del tejido, situación conocida como destrucción. Por lo que si la enfermedad progresa es posible observar parches negros necróticos de piel muerta que se van extendiendo progresivamente.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento normalmente se inicia con cirugía para remover toda la piel y las células muertas, evitando el exposición de la enfermedad. Encima de esto, se suele tomar una muestra de la piel, la cual es enviada al laboratorio para confirmar qué germen está causando el problema. Por lo genérico, la germen que suele estar asociada es la Escherichia coli, sin bloqueo, existen otras bacterias patógenas que además pueden producir este síndrome.

Posteriormente dependiendo del jerarquía de exposición de la destrucción, el médico puede exhortar el uso de antibióticos orales o directamente por vía intravenosa, como Vancomicina o Ampicilina, para evitar que siga evolucionando y combatir la germen. 

En los casos más graves, puede ser necesario remover gran parte de la piel y de los tejidos afectados y, por lo tanto, el paciente puede mantenerse hospitalizado durante varios días hasta que la piel y los tejidos afectados vuelvan a crecer. 

Por tratarse de una enfermedad mutiladora, algunos pacientes pueden faltar la realización de nuevas cirugías para recobrar la región íntima, así como realizar comitiva psicológico.

¿Qué puede causar el síndrome?

Las causas de la destrucción de Fournier son desconocidas, pero la enfermedad está relacionada con el exposición de bacterias de Escherichia Coli y otros microorganismos que se encuentran en los tejidos de la región íntima, que surgen oportuno a:

  • Descuido de higiene;
  • Pliegues en la piel, que acumulan bacterias;
  • Diabetes mellitus;
  • Obesidad mórbida;
  • VIH/SIDA;
  • Inmunosupresión;
  • Desaparecido vascularización y trombosis en los vasos sanguíneos de la región;
  • Golpes con formación de hematomas;
  • Sepsis;
  • Infección del tracto urinario;
  • Pequeñas infecciones.

Otros factores de aventura son enfermedades malignas, cirrosis, dipsomanía y el uso injusto de drogas. Encima de esto, el uso excesivo de antibióticos aumenta el aventura de que surja esta enfermedad. 

Deja tu comentario!