Sarampión en bebés: diagnosis, vacunas y tratamiento

Aunque no es popular que el bebé entre los 6 meses y 1 año de antigüedad se contagie de sarampión, puede presentar pequeñas manchas por todo el cuerpo, fiebre superior a los 39ºC e viable irritabilidad.

El sarampión es una enfermedad extramadamente contagiosa, pero relativamente rara la cual puede evitarse por medio de la prevención contra esta enfermedad que se encuentra internamente del progarama doméstico de prevención. Sin bloqueo, esta sólo debe aplicarse luego de los primeros 12 meses de antigüedad, por lo que algunos bebés pueden presentar la enfermedad a esa antigüedad. 

Sarampión en bebés: diagnóstico, vacunas y tratamiento
Sarampión en bebés: diagnóstico, vacunas y tratamiento

Aplicación de la vacuna contra el sarampión

La vacuna contra el sarampión, que se incluye en el software Doméstico de prevención, debe aplciarse luego del 1er año de antigüedad. Esto correcto a que durante los primeros meses de vida, el bebé está protegido por los anticuerpos del sarampión que recibió de la causa durante el obstáculo y la crianza monopolio.

Sin bloqueo, los niños que no llevaron a lengua la crianza monopolio pueden presentar niveles inferiores de anticuerpos, lo que termina por proporcionar el surgimiento de la enfermedad ayer de los 12 meses y de la aplicación de la prevención. Por otra parte, en caso de que la causa nunca haya recibido la vacuna del sarampión o no ha tenido la enfermedad, puede que no tenga los anticuerpo para transmitírselos al bebé, lo que aumenta el aventura de que este se infecte de sarampión. 

Conozca más sobre la vacuna del sarampión y el esquema de prevención.

¿Cómo retener si el bebé tiene sarampión?

Al inicio, cuando surjen las primeras manchas en la piel, el sarampión puede confundirse con una oposición, sin bloqueo, contrario a una oposición, el bebé puede presentrar otros síntomas como:

  • Fiebre superior a los 30ºC;
  • Irritabilidad intensa;
  • Tos sequía persistente; 
  • Coriza y sonrojo en los fanales;
  • Disminución del apetito.

Por otra parte, es popular que las manchas se manifiesten primero en la zona del cuero peludo, con una coloración roja-violácea, que después se diseminan por todo el cuerpo. En estos casos, el bebé puede desarrollar incluso pequeñas manchas blacas-azuladas internamente de la boca que desaparecen en 2 días. 

En presencia de la observación de cualquiera de estos síntomas los padres deben resistir al chaval al pediatra lo ayer posible para que se confirme el diagnosis de sarampión y se inicie el tratamiento adecuado.

Confirmación del diagnosis

La mejor forma para confirmar el diagnosis de sarampión es consultando a un pediatra para que que realice la evaluación de los síntomas y de los informes del chaval, sin bloqueo, en caso de que haya sospecha de que las manchas sean causadas por otras enfermedad, el médico podrá solicitar un examen de matanza, por ejemplo. 

Sarampión en bebés: diagnóstico, vacunas y tratamiento

Tratamiento para el sarampión en el bebé

El tratamiento se realiza con la ingesta de analgésicos y antipiréticos como Dipirona, para disminuir los síntomas de la enfermedad. La Estructura Mundial de la Salubridad establece el suplemento de vitamina A a todos los niños diagnosticados con sarampión.

El sarampión dura en promedio 10 días y durante este período se recomienda darle al chaval una comestibles leve así como sobrado agua y jugos de frutas recién hechos para evitar la deshidratación. En caso de quel el bebé aún lacte, debe darle de engullir del pecho varias veces al día, baños con agua fría y hacer que duerma por más tiempo con el objetivo de que su sistema inmune luche contra la enfermedad. 

  • Para ceñir la fiebre de forma natural: utilice una compresa fría y póngala en la frente, nunca o ingle del bebé. Vestielo con ropa leve y suministrar al bebé en un empleo ventilado son otras estrategias que ayudan a controlar la temperatura. Conozca más consejos para apearse la fiebre en niños. 
  • Para suministrar los fanales del bebé limpios y libres de secreciones: utilice un pedazo de algodón mojado con suero fisiológico para afanar los fanales, siempre en sentido del borde interno del ojo con destino a el borde forastero. El té de camomila frío y sin azúcar puede ayudar a suministrar al bebé hidratado y calmado, haciendo más viable su recuperación. Conozca otros cuidados para tratar la conjuntivitis en el bebé.

Para evitar las complicaciones del sarampión, como otitis y encefalitis, algunos pediatras indican incluso un antibiótico, pero sólo en caso de desnutrición o compromiso del sistema inmune ya que en raras ocasiones el sarampión genera estas complicaciones. 

Deja tu comentario!