recomienda un producto y ganar dinero

Seguramente has conocedor que unas de las mejores formas de cobrar capital por internet es el marketing de afiliación, ¿verdad?

Pero, ¿sabes de qué se alcahuetería? ¿es tratable cobrar capital así? ¿qué tienes que hacer? ¿qué puedes aconsejar? ¿en dónde encontrar estos programas de afiliados?

A proponer verdad, es uno de los mejores métodos para difundir ingresos online y cualquier persona puede hacerlo, pero no es ni el más rápido ni el más tratable… Si quieres aprender más, sigue leyendo y descubrirás más sobre este método que utilizo en mi blog.

¿De qué se alcahuetería el marketing de afiliación?

Dicho de forma sencilla, se alcahuetería de la recomendación de productos o servicios.

De hecho, es poco que ya haces con tus amigos, tus compañeros de trabajo, con tus hijos, con tu comunidad. Todos los días. Delante de la tele o tomándote una cerveza.

En internet, a esta recomendación se le conoce como marketing de afiliación o marketing de afiliados.

La definición de marketing de afiliación en mis palabras: es aconsejar un producto o servicio que te haya gustado, a tus amigos o conocidos, y acoger una comisión por una entusiasmo concreta (importación, registro, etc.). Es proponer que, la idea es arrostrar clientes a un negocio de internet.

Si lo piensas, todos somos agentes de publicidad móviles. Pasamos el día aconsejando o desaconsejando productos o servicios:

  • “¿Ya has probado el nuevo champú de L’Oreal que anuncian en la tele?”
  • “El otro día probé las pizzas de Carrefour, y están buenísimas”
  • “Deberías adivinar este tomo, es muy bueno”
  • “¿Has comprado en Amazon? El servicio de entrega es súper rápido”

Pasamos nuestros días comparando, valorando y probando la mejor opción. Y luego lo compartimos con nuestros amigos.

Entonces, ¿por qué no monetizar esto?

La idea es aconsejar un producto, una propuesta, un servicio a tu entorno y a cambio acoger una compensación económica por ello.

programas de afiliación

Recomienda a tu entorno poco que te ha gustado mucho!

 

Pero, ¿cómo hacerlo? ¿cómo sabe la empresa que has sido tú quien les ha recomendado?

Para que una empresa online sepa que ese nuevo cliente viene de tu parte, tendrás que utilizar un enlace de afiliado que contiene tu información y que te lo proporcionará la empresa. Este enlace es único y permite identificar a las personas que han llegado a la página gracias a tu recomendación. Así, cuando esta persona realiza una entusiasmo (un registro, una importación, etc.) tú recibirás la comisión acordada.

¿Qué tipo de producto puedes aconsejar?

En sinceridad no hay ningún limite de productos o servicios (internamente de la justicia, claro!). Puedes aconsejar un sotabanco online, un tomo, unas vitaminas, un casino online, una formación de escritor, etc.

El principal interés de las empresas que proponen programas de afiliación es: animar a las personas a cuchichear de sus productos y a recomendarlos, mejorando su imagen y visibilidad. Es por esto que este tipo de marketing se puede utilizar con cualquier producto o servicio.

Más debajo te hablaré de donde puedes encontrar estos programas de afiliación para cobrar capital por tus recomendaciones.

¿Cuánto se puede cobrar en los programas de afiliados?

La remuneración que recibas dependerá del tipo del producto y del software de afiliación.

Algunas marcas te pagan una comisión por traspaso que va desde el 3% hasta el 6%, otras te pagan una comisión fija por una entusiasmo determinada.

Hay algunos bloggers que viven de los ingresos obtenidos por la afiliación, pero para ascender a este punto antaño han tenido que trabajar conveniente.

Como te dije al principio este no es un método rápido, luego no esperes que con solo poner tu enlace de afiliado van a principiar a venir los euros. ¡Ojalá! Pero no, la sinceridad es distinta.

Para cobrar capital con el marketing de afiliados, vas a tener que trabajar y ser constante.

¿Quién puede unirse a los programas de afiliados?

Cualquier persona puede aconsejar poco a cualquier otra persona, un producto o un servicio, por lo que no hay requisitos que debas cumplir para consumir este método.

Es cierto que en internet, si tienes un blog o una web podrás ascender a más personas y eso se notará en las ganancias.

Sin bloqueo, puedes utilizar tu perfil de Facebook o tu cuenta de Twitter para editar el enlace con destino a el producto que deseas aconsejar. Y obviamente, además puedes compartirlo directamente por email.

¿Cómo cobrar capital con el marketing de afiliación?

Hay varias formas de promocionar un producto y cobrar una comisión por ello.

Las plataformas de afiliación

Esta es la forma más popular de aconsejar.

Una vez que te hayas registrado, podrás averiguar las marcas de los productos o servicios que estés interesado en aconsejar. Cuando ellos acepten tu perfil, podrás utilizar el material (banners, text links, etc.) para hacer la promoción. Cada enlace de afiliado que te proporcionen te permitirá rastrear o hacer el seguimiento de los usuarios que has enviado.

Las plataformas de afiliados más conocidas (y que utilizo) y con una gran variedad de productos y servicios son:

(Sí, estos son enlaces de afiliado 😉 )

Los programas de afiliación directamente con la empresa

Algunas marcas poseen sus propios programas de afiliados.

Así que si has buscado alguna empresa en las plataformas de en lo alto y no estaba, es posible que tenga su propio software. No dudes en ir a la página de la marca y averiguar la opción “Software de afiliados”.

El proceso es similar al precursor, tendrás que registrarte y ellos avaluarán tu candidatura. Una vez aceptadas las condiciones, tendrás acercamiento a tu enlace de afiliado y podrás principiar a aconsejar el producto o servicio.

Programas de afiliados directamente con un blog

De la misma forma que las empresas, algunos bloggers que tienen sus propios productos además utilizan sus propios programas de afiliados.

Si sigues algún blog y te ha gustado su ebook o sus formaciones, puedes solicitar ser su afiliado para promocionar sus productos o servicios, y además llevarte así unas comisiones.

Las ventajas del marketing de afiliados

La preeminencia es conveniente evidente: vas a acoger unas comisiones.

Te ha gustado un producto, así que quieres que otras personas además se beneficien de él porque efectivamente crees que es poco ingenioso, y por eso lo recomiendas.

Ellos compran el producto utilizando tu enlace de afiliado, y todo el mundo está contento: tú porque acabas de conseguir una comisión, y ellos porque han adquirido un producto de calidad (y a menudo con un descuento porque han utilizado un enlace de afiliado).

Los inconvenientes

El problema es que algunas personas abusan de este sistema.

Algunos bloggers o blogueros han comenzado a aconsejar cualquier cosa a sus lectores, sin ni siquiera acaecer probado el producto.

Es muy tratable inventarse una opinión sobre un producto y darle solo cualidades valiosas: la clan se convence más fácilmente, importación el producto y ¡voilà! comisiones en su saquillo.

Igualmente hay algunos que textualmente montan su negocio de esto. Construyen páginas hornacina basadas exclusivamente en afiliación, utilizando por ejemplo el software de afiliación de Amazon, y recomiendan cualquier cosa sin ningún punto de instinto crítico.

Entonces, ¿está acertadamente o no?

Utilizar el marketing de afiliación está acertadamente, siempre y cuando no se engañe a la clan. Algunas personas abusan e inventan opiniones, pero al final es tratable detectarlas.

marketing de afiliados

Recomienda solo aquello que hayas probado

La mejor guisa de hacer marketing de afiliación es cuchichear solo de los productos que tú mismo has probado o de aquellos que sepas con seguridad que son buenos (opiniones en Internet, encuestas públicas, etc.). Obviamente, estas fuentes deben realismo, ya que pueden ser otras páginas cuyo único propósito es que compres, ya que luego recibirán comisiones a través los programas de afiliación.

Y tú Jimena, ¿recomiendas productos en 123 Metálico? ¿eres afiliada?

Sí. Ya te lo había contado, soy afiliada de algunos productos. Pero exclusivamente de productos que yo misma he probado o que las opiniones son muy positivas.

Nunca, léelo acertadamente: NUNCA recomendaría un producto o una página que no funcione.

La razón es simple: aunque en el corto plazo yo podría cobrar un poco más de capital, a grande plazo voy a perder tu confianza.

Mi objetivo con el blog es construir una comunidad de personas que confíen en mí, con quien pueda canjear buenas ideas y pueda cuchichear con sinceridad. Ingresar 12 euros más al mes por aconsejar un producto malo no me aporta absolutamente ausencia a grande plazo, excepto tu desconfianza.

Así que no te preocupes, los productos y servicios de los que te hablo y hablaré han sido objetivamente analizados. No omitiré ningún inconveniente, porque para lanzarse comprar o no, debes tener todas las cartas en tu mano. Y exclusivamente en el caso donde me parezca una buena oportunidad para ti, añadiré un enlace de afiliación y la mención “enlace de afiliación” o poco similar. Si te das cuenta, por ejemplo, en el artículo “trabajos manuales desde casa” que lo considero sospechoso, no he puesto ningún enlace de afiliación.

El marketing de afiliación: un valía seguro

Para mí, el marketing de afiliados es una de las mejores formas de cobrar capital por internet, siempre y cuando lo hagas con honestidad. Puedes configurarlo en pocos minutos y puedes compartir tu conocimiento de una marca o página que te haya gustado mucho.

No te voy a engañar, no vas acoger ganancias de cientos o miles de euros con este método desde el principio, pero es una buena guisa de completar tu salario. Quizás en el medio plazo puede convertirse en una fuente de ingresos conveniente estable. Y si tienes tu blog o web, es una las mejores maneras de monetizarlos.

Sin bloqueo, tienes que tener cuidado en no hacerlo demasiado. Recomienda solo aquello que ya hayas probado y te haya gustado. Parece sensato, pero muchas personas están dispuestas a todo por cobrar un poco de capital.

Y tú, ¿ya has probado los programas de afiliación? ¿qué plataforma de afiliación me recomendarías?

Fotos: Pixabay

Deja tu comentario!