Qué hacer para tratar el pus en la garganta

El pus en la cuello es causado adecuado a una reacción del propio organismo a las infecciones causadas por virus o bacterias que inflaman las amígdalas y la faringe, causando enfermedades como mononucleosis o amigdalitis bacteriana. 

El tratamiento de la infección debe ser hecho con el uso de antiinflamatorios como ibuprofeno o nimesulida y, si es necesario se indica igualmente un antibiótico como la amoxicilina o el benzetacil, los cuales son prescritos por el médico militar o por el otorrinolaringólogo para ayudar a desinflamar y a quitar el pus. Encima de los medicamentos, existen métodos caseros que pueden ayudar en el tratamiento como hacer gárgaras con agua y sal. 

Cómo quitar el pus de la garganta

Remedios para la cuello inflamada con pus

El tratamiento debe realizarse de acuerdo a la causa de la infección, que es diagnosticada por el médico militar u otorrinolaringólogo, para aliviar el dolor y disminuir la fiebre en caso que estén presentes, por otra parte de tratar la inflamación. Las principales formas de tratamiento son:

  • Antiinflamatorios como ibuprofeno, nimesulida, profenid, para mejorar la inflamación, el rubor, la dificultad para tragar y la fiebre;
  • Corticosteroides como prednisona o dexametasona, cuando los antiinflamatorios no resuelven o hay mucha hinchazón en la cuello;
  • Antibióticos como benzetacil, amoxicilina o azitromicina, por ejemplo, se utilizan sólo en casos de infección bacteriana, ya que no son avíos para desinflamar pero si para eliminar las bacterias que causan la infección.

En algunos casos, la infección puede formar un grano en las amígdalas, y cuando esto ocurre, el médico deberá drenar el pus acumulado. 

El pus que aparece en la cuello no debe ser retirado con el dedo o con un isopo, ya que se continuará formando mientras no se mejore la inflamación, y hacer esto puede hasta formar heridas, por otra parte de empeorar el dolor y la hinchazón en la región.

Sin retención, es importante rememorar que la presencia de bolitas amarillas o blanquecinas en las amígdalas, sin otros síntomas, puede ser señal de cáseum que es formado a partir de acumulación de secreciones en la boca. Conoce cómo debe ser el tratamiento para cáseum. 

Causas de pus en la cuello 

Las principales causas del pus en la cuello son la infecciones por el virus como por ejemplo Epstein-barr, que causa la mononucleosis, el virus del sarampión o el citomegalovirus, o infecciones bacterianas que infectan las vías respiratorias como estreptococos o neumococos.

Tratamiento casero

Existen opciones de remedios caseros que pueden ayudar en el tratamiento de la cuello inflamada, y a ceñir la cantidad de pus como: 

  • Gárgaras con agua tibia y sal, o citrón con agua y miel; 
  • Té de miel con jengibre, eucalipto, malva, salvia o malvavisco;
  • Tomar provecho de toronja.

Encima de esto, igualmente pueden ser realizadas gárgaras con agua oxigenada, añadiendo 2 cucharadas de agua oxigenada en 1 vaso de agua y mezclando hasta que la decisión esté perfectamente diluida. Se debe apoyar la gorgoteo durante el mayor de tiempo posible, luego se debe escupir y repetir 2 veces más, teniendo cuidado de no tragar la decisión. El agua oxigenada tiene propiedades antibacterianas y por eso es un excelente remedio casero para la inflamación en la cuello. 

Este tipo de tratamiento puede ser hecho tan pronto como se comience a notar la cuello inflamada para evitar que se agrave, o en conjunto con los medicamentos para quitar el pus de la cuello.  Aprenda algunas recetas de remedios caseros para la cuello. 

Encima de esto, durante todo el tratamiento, es importante apoyar reposo y tomar muchos líquidos, para ayudar a la recuperación del cuerpo.

Vea igualmente el vídeo a continuación donde la nutricionista Tatiana Zanin palabra sobre algunos remedios caseros para la cuello inflamada:

Imagem ilustrativa do vídeo: CURAR EL DOLOR DE GARGANTA con remedios naturales increíbles

 

Deja tu comentario!