Qué causa la Parálisis del sueño

La parálisis del sueño es un trastorno que ocurre a posteriori de despertarse o al momento en que se está intentado amodorrarse y que impide al cuerpo moverse, incluso cuando la mente está despierta. Así, la persona despierta pero no consigue moverse, causando angustia, miedo y terror. 

Esto sucede porque durante el sueño, el cerebro relaja todos los músculos del cuerpo y nos mantiene inmóviles para que se pueda conservar la energía y evitar movimientos bruscos durante los sueños. Sin retención, cuando sucede un problema de comunicación entre el cerebro y el cuerpo durante el sueño, el cerebro puede tardar en devolver el movimiento al cuerpo, originando un episodio de parálisis del sueño.

Qué es la Parálisis del sueño y cómo evitarla

Durante cada episodio es posible el surgimiento de alucinaciones como ver a cualquiera al banda de la cama o escuchar ruidos extraños, pero eso sucede correcto al exceso de ansiedad y miedo provocado por la errata de control del propio cuerpo. Adicionalmente, los sonidos escuchados todavía pueden ser justificados por el movimiento de los músculos del pabellón, que continúan moviéndose incluso cuando los demás músculos del cuerpo están paralizados durante el sueño.

Aunque la parálisis del sueño pueda suceder a cualquier existencia, es más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes con existencia entre los 20 y 30 abriles, estando relacionada con hábitos de sueño poco constantes y exceso de estrés.

Síntomas de parálisis del sueño 

Los síntomas de la parálisis del sueño que pueden ayudar a identificar este problema son:

  • No conseguir mover el cuerpo a pesar de estar supuestamente despierto;
  • Sensación de errata de ventilación;
  • Sensación de angustia y miedo;
  • Sensación de estar cayendo o flotando sobre el cuerpo;
  • Alucinaciones auditivas como oír voces y sonidos no característicos del ocupación;
  • Sensación de ahogamiento.

Aunque puedan surgir síntomas preocupantes como errata de ventilación o sensación de estar flotando, la parálisis del sueño no es peligrosa, ni pone en peligro la vida. Durante los episodios, los músculos de la respiración y todos los órganos vitales continúan funcionando normalmente.

Qué hacer para salir de la parálisis del sueño

La parálisis del sueño es un problema poco conocido que desaparece solo a posteriori de algunos segundo o minutos. Sin retención, es posible salir más rápido de ese estado de parálisis cuando cualquiera toca a la persona que está teniendo el episodio o cuando la persona consigue pensar de forma dialéctica en el momento y enfoca toda su energía en intentar mover los músculos. 

Cómo evitar la parálisis del sueño

La parálisis del sueño es más frecuente en personas con malos hábitos del sueño y, por eso, para evitar que los episodios puedan presentarse, se recomienda mejorar la calidad del sueño, a través de estrategias como:

  • Yacer entre 6 a 8 horas por la oscuridad;
  • Ir a la cama siempre a la misma hora;
  • Despertar todos los días a la misma hora;
  • Evitar bebidas energéticas antiguamente de amodorrarse, como café o refrescos.

En la veterano parte de los casos, la parálisis del sueño surge al punto que una o dos veces durante toda la vida. Pero cuando se presenta más de una vez por mes, por ejemplo, se aconseja consultar a un neurólogo o un médico diestro en trastornos del sueño, el cual puede prescribir el uso de medicamentos antidepresivos como Clomipramina.

Deja tu comentario!