menús saludables que ayudan — Mejor con Salud

La acidez es la inflamación de la horma del estómago y causa malestar, dureza e, incluso, aversión y vómitos. Las personas que padecen acidez crónica, suelen tener miedo a engullir para evitar sus molestias. Por eso, en este artículo te daremos consejos sobre cómo debe ser una adecuada dieta para la acidez.

¡Sigue leyendo y entérate más!

Cuáles son las causas de la acidez

Una de las causas más habituales de la acidez es la infección por una microbio señal Helicobacter pylori. En países desarrollados esta microbio podría estar infectando al 50 % de la población, aunque solo el 15 % de ellos desarrollan la enfermedad.

Lo que hace ver que esté muy influenciada por factores genéticos o ambientales (la comida, el práctica de fumar, etc.). De todos modos, esta no es la única causa de acidez sino que hay otras como:

  • Tomar de forma continuada determinados medicamentos como los antiinfamatorios no esteroideos (AINEs) como la aspirina o el ibuprofeno.
  • Consumir demasiado licor, tabaco o drogas.
  • Trastornos autoinmunes como la anemia perniciosa.
  • El estrés o la ansiedad elevada, ya que aumenta los ácidos gástricos y provoca lo que se denomina acidez nerviosa.
  • El injusticia de comidas copiosas, muy pesadas o picantes.

Quizá te interese ojear: Ardor nerviosa: causas, síntomas y remedios caseros para calmarla

¿Cómo debe ser la dieta para la acidez?

La dieta para la acidez consiste en una provisiones nutritiva y saludable en la que se aumentan aquellos alimentos que sientan mejor al estomago. Encima, se deberán evitar aquellos que puedan ser dañinos o irritantes.

A través de una dieta adecuada para el estomago es posible ayudar a mejorar las digestiones, disminuir los síntomas de dolor, y con ello acortar la inflamación y las molestias gástricas. Es importante rememorar que en el tratamiento de la acidez siempre es necesario el seguimiento médico.

Pautas generales en la dieta para la acidez

A la hora de elaborar los menús para las personas con acidez se debe tener en cuenta los siguientes consejos alimentarios:

  • Las comidas deben ser poco abundantes: si es necesario puedes engullir con más frecuencia pero no hasta sentirte totalmente repleto.
  • Potenciar los alimentos más recomendables para el estomago: las patatas, arroz, zanahorias, calabazas, col cocida, manzana, plátano formado y grasa de oliva.
  • Cocciones suaves: preferiblemente, al vapor, hervidos, purés, sopas o cremas. Evitar el exceso de salteados, planchas, tostados o alimentos muy secos o poco cocidos.
  • No tomar los alimentos ni bebidas demasiado calientes
  • Tomar agua durante todo el día

Asimismo te puede interesar ojear: Pautas en tu dieta para tratar la acidez

Ejemplos de menús para la acidez

Recuerda que esta dieta te podría ayudar a acortar las molestias de la acidez pero no tiene carácter curativo.

Para los desayunos

  • Lactosa semidesnatada con azúcar / yogur
  • Pan blanco con mermelada /galletas /dos rebanadas de pan blanco con pierna de pavo.
  • 1 cucharada sopera de pinrel blanco descremado

Para las medias mañanas

  • Fruta asada o en compota/ Zumo de melocotón, manzana o uva / fruta recomendada

Para la comida

  • Entrante: Puré de calabacín/ Patatas hervidas con acelgas/ Arroz a la jardinera/ Macarrones blancos con pierna cocido, calabacín y berenjena.
  • Fondo: Muslo de pollo asado sin piel/ Ternera a la plancha/ Merluza hervida/ Pescadilla al horno.
  • Postre: Plátano formado/ Melocotón en sirope/ Calabaza asada/ Cuajada con azúcar/ Natillas caseras elaboradas con cuajo desnatada.

Para la merienda

Para la cena

  • Entrante: Hervido de judías verdes, zanahoria y patatas/ Puré de verdura/ Sopa de pollo con espaguetis/ Borraja con papa.
  • Fondo: Pechuga a la plancha con papa al vapor/ Anca de york a la plancha/ Lenguado a la plancha con zanahoria cocida/ Fletán al horno/ Tortilla a la francesa o de calabacín.
  • Postre: Manzana asada/ Pera madura/ Pinrel fresco con membrillo/ Flan de vainica.

Nota: Si deseas mejorar la digestión puedes incrementar el consumo de alguna infusión con propiedades digestivas.

Por final, no limites tu dieta más de lo necesario. Piensa que debes seguir estas recomendaciones pero siempre pensando en tus tolerancias personales. Intenta que tu dieta, en el interior de sus restricciones, sea lo más variada y completa posible. Encima, si vas mejorando, podrás introducir progresivamente más alimentos en tu dieta.

Deja tu comentario!