Larvas en la piel: síntomas, cómo evitar y cómo sacarlos de la piel

La miasis forunculoide en la piel, surge cuando las larvas de la mosca de la grupo de Calliphoridae u Oestridae entran por debajo de la piel a través de una herida abierta o de arañazos, causando el surgimiento de una herida o un pequeño forúnculo, el cual se hincha y puede causar comezón, dolor o rubor en la piel.

Generalmente, las larvas aparecen en el interior de la piel porque la mosca deposita sus huevos sobre las heridas existentes en la piel y, al lengua de algún tiempo, las larvas nacen y empiezan a desarrollarse, alimentándose de la carne humana.

La miasis cutánea tiene cura y el tratamiento debe ser orientado por un médico caudillo para extraer la gusano del interior de la piel. Si la infestación no es debidamente tratada, los síntomas pueden agravarse ya que la gusano es capaz de sobrevivir más de 1 mes adentro de la piel.

Herida en la piel provocada por la larva

Herida en la piel provocada por la gusano

Larva de la mosca que se encuentra por debajo de la piel

Gusano de la mosca que se encuentra por debajo de la piel

Principales signos y síntomas

Los síntomas de la miasis cutánea forunculosa en humanos surgen algunos días a posteriori de la infección por la gusano de la mosca e incluyen:

  • Formación de heridas en la piel, causando rubor y ligera hinchazón en la región;
  • Escape de un neto amarillento o con raza, por las heridas en la piel;
  • Sensación de que poco se está moviendo por debajo de la piel;
  • Dolor o comezón en el división de la herida.

El dictamen de la miasis cutánea en humanos lo realiza el dermatólogo, a través de la observación de las heridas en la piel.

Cómo tratar la miasis cutánea forunculoide

El tratamiento para extraer las larvas de la piel debe ser orientado por un médico, pero normalmente consiste en la procedencia de la gusano del interior de la piel con el uso de una pinza, cuando es posible observar la gusano, o a través del uso de medicamentos antiparasitarios como la Ivermectina, para matar la gusano. 

En los casos más graves, puede ser necesario hacer una cirugía en la que se realiza un pequeño corte en la piel para aumentar el orificio, permitiendo retirar la gusano.

Cómo evitar el contagio

Algunas de las mejores formas para evitar la infección por las larvas de la mosca son:

  • Cerrar ventanas y puertas a posteriori del atardecer;
  • Colocar redes o una malla en las ventanas;
  • Evitar tener comida, basura o líquidos acumulados adentro de casa;
  • Utilizar repelente de mosquitos, especialmente en las zonas más afectadas por este tipo de enfermedad.

Por otra parte de esto, en las regiones tropicales se recomienda planchar toda la ropa antiguamente de vestirla, especialmente si se estuvo secado en el foráneo de la casa, ya que los huevos de la mosca pueden sumarse al tejido.

Deja tu comentario!