La UCI de Santa Caterina atiende 120 pacientes críticos en seis meses de funcionamiento

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Santa Caterina de Salt ha dado 120 pacientes críticos en los primeros seis meses de funcionamiento evitando así que se hayan tenido que derivar enfermos de las comarcas de Girona fuera de la provincia por falta de camas.
A principios de año, el centro de Salt puso en marcha esta unidad compartida con el hospital Josep Trueta de Girona para regular la atención a los pacientes críticos de toda la demarcación según el nivel de cuidados intensivos que necesiten : los menos complejos ingresan en Salt y ayudan a reducir la presión asistencial a la de Trueta, que con dieciocho camas de críticos, se centra en los enfermos que requieren más especialización .

Durante este tiempo de funcionamiento, las expectativas puestas en el nuevo dispositivo se han cumplido «con creces», según indica el responsable médico de la unidad y jefe del servicio de Medicina Intensiva del Trueta, Josep Maria Sirvent.

Por un lado, subraya, la unidad ha permitido «descongestionar» la UCI del Trueta y, por otro, evitar que pacientes críticos se hayan tenido que derivar a otros centros de fuera Girona por falta de camas de UCI . Este hecho ha tomado especialmente relevancia durante la época de la gripe, en el que la demanda de atención sanitaria se incrementa exponencialmente.

Según los datos facilitados por el centro, desde el 14 de enero y hasta el 31 de julio, el 40% de los pacientes ingresados ​​en Salt han sido usuarios del servicio de Urgencias y de las plantas de hospitalización, un 30% han sido pacientes postquirúrgicos del mismo Santa Catalina, mientras que el 30% restante han sido pacientes derivados de otros hospitales comarcales de Girona. La ocupación media de la unidad ha sido del 85% y cada paciente ha sido ingresado una media de 7,6 días.

Después de este tiempo en marcha, el equipo asistencial del nuevo servicio señala que el diseño del espacio, junto con la tecnología y el protocolo de funcionamiento hacia pacientes y familiares ha permitido potenciar la humanización de la UCI.

Con ocho boxes individuales separados del pasillo para vidrio, la UCI permite que desde el área de control se pueda observar el paciente preservando su intimidad, cuando procede, gracias a unos vinilos electropolaritzats que hacen que los cristales puedan hacerse opacos. Los boxes reciben la luz natural y disponen de ventanas para regular la claridad y ver el exterior, lo que ayuda al paciente a tener la conciencia de cuando es de día o de noche ayudándole a mantener el ritmo circadiano.

Aparte de buscar colores y materiales relajantes, la UCI cuenta con aislamiento acústico y control del ruido con sensores sonoros para facilitar el descanso y reducir el estrés de los pacientes y de los profesionales.

Una de las iniciativas que ha llevado a cabo en este primer semestre es la incorporación de la musicoterapia como parte del proceso de recuperación. En la cabecera de cada cama hay equipos informáticos con un sistema de información clínica y conexión a internet y en varios dispositivos, por lo que se pueden tener listas de reproducción de música personalizadas para cada paciente, una medida que, sin fármacos, se ha demostrado que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad de los pacientes críticos.

Más seguridad

Cada box dispone de un sistema de videovigilancia conectado con monitores instalados en el control y en las áreas de trabajo y descanso del personal sanitario, para garantizar la seguridad del paciente.

La ​​supervisora ​​de la UCI, Elena Gil, subraya que con este dispositivo se ha ganado con seguridad, ya que el espacio está pensado para que sea fácil de limpiar, reduciendo el riesgo de infecciones y se ha establecido un circuito con entradas y salidas diferenciadas para profesionales y familiares, lo que ha permitido adecuar las medidas higiénicas.

También se ha instalado un armario inteligente dispensador de fármacos totalmente informatizado, que registra todo el proceso de gestión del fármaco para minimizar errores -la petición, quien la hace, a qué hora, para qué paciente, control de estoc- y optimizar la gestión del suministro del material.

Deja tu comentario!