Fractura de fémur: qué es, síntomas, tipos y tratamiento

La fractura de fémur se produce cuando se grieta el hueso del muslo, que es más desprendido y más válido del cuerpo humano. Por este motivo, para que haya una fractura de este hueso es necesaria mucha presión y fuerza, lo que generalmente sucede durante un percance de tránsito a incorporación velocidad o una caída de gran cúspide, por ejemplo. 

La parte del hueso que se rompe con longevo facilidad, normalmente es la región central, conocida como cuerpo del fémur, sin bloqueo, en ancianos que tienen los huesos más debilitados, este tipo de fractura asimismo puede suceder en la capital del fémur, que es la zona que se articula con la cadera. 

La mayoría de las veces, la fractura de cadera necesita tratarse con cirugía para reposicionar el hueso e incluso colocar piezas de metal que ayuden a abastecer el hueso en el extensión correcto mientras cicatriza. De esta forma, es posible que la persona necesite permanecer internada en el hospital por algunos días.

Fractura de fémur: qué es, síntomas, tipos y tratamiento

Tipos de fractura de fémur

Dependiendo de la zona del hueso en que se produzca la fractura, esta puede dividirse en dos tipos principales:

  • Fractura de cuello de fémur: se produce en la región que conecta a la cadera y es más popular en ancianos oportuno a la presencia de osteoporosis. Ya que se produce oportuno al debilidad del hueso, esta fractura puede producirse oportuno a una simple torcedura de la pierna al caminar, por ejemplo; 
  • Fractura del cuerpo del fémur: se produce en la zona central del hueso y es más frecuente en jóvenes oportuno a accidentes de tránsito o caídas de gran cúspide.

Encima de esta clasificación, las fracturas pueden clasificarse en estables e inestables, dependiendo de si el hueso mantiene la adscripción correcta o si permanece desalineada. Así, como asimismo pueden llamarse transversas u oblicuas, dependiendo si la fractura se produce en una ruta horizontal o a lo desprendido del hueso o si surge en una ruta diagonal, por ejemplo.

En el caso de las fracturas del cuerpo del fémur, asimismo es popular que se dividan las fracturas en proximal, medial o distal, dependiendo si la fractura se produce más cerca de la cadera, en medio del hueso o en la zona más cercana a la rodilla.

Tratamiento de la fractura de fémur

En casi todos los casos de fractura de fémur es necesario la realización de cirugía hasta en 48 horas, para corregirla y permitir que la cicatrización tenga extensión. Sin bloqueo, el tipo de cirugía puede variar de acuerdo al tipo de seriedad de la fractura.

1. Fijación externa

En este tipo de cirugía el médico coloca clavos a través de la piel hasta lor lugares por en lo alto y debajo de la fractura, fijando la adscripción correcta del hueso, para que la fractura pueda comenzar a cicatrizar correctamente.

En la mayoría de la veces, este e sun procedimiento temporal, que se mantiene hasta que a la persona se le pueda realizar la cirugía de reparación más extensa, pero asimismo puede utilizarse com forma de tratamiento en fracturas más censillas, por ejemplo.

2. Clavo intramedular

Esta es una de las técnicas más utilizadas para tratar fracturas en la zona del cuerpo del fémur e incluye la colocación de un clavo de metal exclusivo en el interior del hueso. El clavo normalmente se retira a posteriori que la cicatrización ha concluido, lo que puede tardar hasta 1 año para que suceda.

3. Fijación interna

La fijación interna normalmente se realiza en fracturas más complicadas o con varias secciones en que no es posible utilizar un clavo intramedular. En este método, el cirujano aplica clavos y placas de metal directamente sobre el hueso para mantenerlo estabilizado y vinculado, permitiendo la cicatrización.

Estos clavos pueden retirarse cuando la cicatrización ha concluido, pero como es necesario hacer una nueva cirugía, muchas veces permanecen de por vida, especialmente si no causan dolor, ni limitam los movimientos. 

4. Artroplastia

Esta es un tipo de cirugía menos utilizada, que normalmente se reserva para situaciones de fracturas cercanas a la cadera que tardan en cicatrizar o que son muy complicadas. En estos casos, el médico puede sugerir una artroplastia, en la cual la articulación de la cadera es completamente removida y sustituida por una prótesis fabricado.

Recuperación postoperatoria

El tiempo de recuperación puede variar mucho dependiendo del tipo de cirugía que se realice, sin bloqueo, es popular que la persona se quede internada entre 3 días a 1 semana antaño de tener el incorporación e ir a casa. Encima, como muchas fracturas se producen oportuno a accidentes, asimismo puede ser necesario más tiempo para realizar el tratamiento de otros problemas como hemorragias  o heridas, por ejemplo. 

La cicatrización de la fractura generalmente tarda entre 3 a 9 meses, siendo en este tiempo recomendado evitar actividades que pongan mucho peso sobre la pierna afectada. Aunque no se pueda realizar gimnasia físico intenso, es muy importante abastecer el movimiento del miembro, no sólo para mejorar la circulación sanguínea, si no asimismo para evitar la pérdida de la masa muscular y del movimiento de la articulación. Así, el médico normalmente recomienda la realización de fisioterapia.

Posibles síntomas de fractura

En la longevo parte de los casos, la fractura de fémur causa un dolor extremadamente intenso que permite identificar que se ha provocado una fractura. Sin bloqueo, cuando la fractura es muy pequeña el dolor puede ser relativamente leve, por lo que existen otros síntomas que pueden indicar una fractura, como:

  • Dificultad para mover la pierna;
  • Dolor que se hace más intenso al poner peso sobre la pierna;
  • Hinchazón de la pierna o presencia de hematomas.

Encima, es posible que surjan cambios en la sensibilidad de la pierna, pudiendo incluso aparecer sensaciones de hormigueo y amargura.

Siempre que haya sospecha de una fractura es muy importante aparecer rápidamente al servicio de urgencias para que realicen radiografías e identificar si positivamente existe alguna fractura que necesite de tratamiento. Generalmente, cuanto más pronto se realice la corrección de la fractura, más obediente será la cicatrización del hueso.

Deja tu comentario!