El 6% de los menores de 25 años padecen Anorexia influts por las redes sociales

La anorexia y la bulimia afectan especialmente a los adolescentes a partir de los 15 años la misma edad en que se empiezan a utilizar de forma más autónoma las redes sociales responsables de estos trastornos alimentarios en el 6% de los menores de 25 años que los padecen.

El coordinador de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Hospital San Juan de Dios, Eduard Serrano, ha participado este martes en Barcelona en la presentación de la campaña 'Por un uso Love de la tecnología', patrocinada por una operadora de telefonía móvil y que pretende revertir este mal uso de la tecnología en el tratamiento de estos trastornos.

Serrano explicó que las redes sociales se han convertido en actores sociales, especialmente entre los jóvenes, y es en este sector de población donde el mal uso de las nuevas tecnologías puede conllevar numerosos problemas, entre ellos los relacionados con la alimentación y la salud.

Se calcula que actualmente hay en la red más de 4 millones de publicaciones con la #Ana, que hace referencia a la anorexia, y #Mia, que se refiere a la bulimia, que proporcionan a los usuarios trucos y consejos para vomitar, comer poco y controlar las proteínas para conseguir lo que consideran un cuerpo más "bello".

La campaña aboga por revertir esta situación mediante la difusión de vídeos informativos que alerten padres e hijos de los peligros de estos contenidos y que serán difundidos por los mismos canales de información que se utilizan para hacer apología de la anorexia o la bulimia.

"Detrás de estas almohadillas y de las páginas web que presentan la anorexia y la bulimia como dos amigas, hay personas que también sufren estos trastornos", explicó Lluís Blanch, miembro de la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB), que reúne familias y profesionales que luchan contra estas enfermedades.

La anorexia y la bulimia "no son un estilo de vida" aseguró Blanch.

En esta misma línea, la directora de la Agencia Catalana de Consumo, Beth Abad, ha destacado la importancia del decreto ley aprobado por el Parlamento que permite sancionar y cerrar páginas web que induzcan a la anorexia o la bulimia, es decir, al "suicidio", dijo.

Por su parte, la responsable del Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital de San Juan de Dios, Montse Dolz, ha informado de que hace unos meses el hospital puso en marcha una cuenta de Instagram por "transmitir información correcta sobre trastornos alimentarios ", con la particularidad de que está gestionada por pacientes adolescentes, con la supervisión de profesionales, para llegar a un público joven.

Deja tu comentario!