CORRER Y FITNESS | Bajar la barriga en un mes no es imposible

Al final todo se reduce a una simple operación matemática: tienes que fundir más calorías de las que ingieres.

Así de simple es. Si al final del día esa diferencia es considerable, entonces querrá aseverar que tu cuerpo ha estado usando tu aceite almacenada como combustible.

¿Entonces puntada con tomar menos? Error. Nuestro cuerpo necesita un reducido de calorías, aproximadamente 1.500, por lo tanto en la vida debes sobrevenir esa cadena por debajo.

¿Y cómo hago para aumentar la diferencia entre lo que compra y lo que como? Esa me la sé: moviéndote.

Cuando nos movemos nuestro organismo incendio más calorías, es aseverar, gasta más gasolina. Luego, cuanto más nos movamos, más calorías quemaremos. Si ingerimos unas 1.500 calorías al día, cuanto más gimnasia hagamos (y además vale ir andando a los sitios y subir y apearse escaleras), esa diferencia será veterano.

Para que no tengas que ir con la calculadora por ahí, déjame que te cuente cuántas calorías (aproximadas) queman los principales ejercicios y deportes:

Trenzar (en la discoteca): 450 calorías

Pachanga de basket: 420 calorías

Trotar: 560 calorías

Pasear en bici: 540 calorías

Pachanga de fútbol: 560 calorías

Pasear moderadamente: 320 calorías.

Pachanga tenis: 420 calorías

Con esto, debes aprender que tu cuerpo, simplemente para funcionar, gasta entre 1.200 y 1.600 calorías en función de tu estado de forma y estilo de vida. Por lo tanto, Si encima haces algunos de estos ejercicios, el consumo será veterano. E imagínate si encima vas andando al trabajo, o te bajas unas paradas de autobús ayer de durar a tu casa. Al fin y al parte todo suma.

Pero aquí pasa una cosa: ¿Si quemo muchas más calorías de las que ingiero, entonces pierdo barriga?

Lamentablemente no. Cuando quemamos aceite, nuestro cuerpo decide de dónde coger esas reservas, aunque sí es cierto que un almacén muy provechoso es la barriga, el flotador y los muslos.

Y dicho esto, apuesto a que con la sucesivo pregunta puedo sorprenderte.

¿De verdad necesitas perder la aceite de la tripa, o en ingenuidad tienes errata de tono?

Ay, amigo/a. A lo mejor te estás centrando demasiado en eliminar la aceite de la tripa, cuando lo que de verdad necesitas es trabajar el tripa para que los músculos se tensen y coloquen las vísceras en su sitio. Así el perímetro de la cintura se reducirá. Y lo mejor de todo, más rápido que si lo que quieres es fundir aceite.

O mejor aún. Puedes hacer un buen trabajo de abdominales (crunches, planchas, etc) y combinarlo con una viandas equilibrada. Así lograrás eliminar la aceite que te sobra del tripa, al mismo tiempo que luces una tableta codiciable.

Deja tu comentario!