¿Cómo se contagia el sarampión?

El contagio del sarampión se produce fácilmente a través de la tos y/o de los estornudos de una persona infectadas, ya que el virus de la enfermedad se desarrolla rápidamente en la trompa y estrechamiento, liberándose en la saliva.

Sin confiscación, el virus todavía puede sobrevivir hasta 2 horas en el espacio o en superficioes en la habitación en la que la persona infectada tosió o estornudó. En estas situaciones, en caso de que el virus logre entar en contacto con los fanales, trompa o boca de una persona saludable posteriormente de tocarse estas zonas con las manos y después llevárselas a la cara, por ejemplo, la enfermedad puede contagiarse.

¿Cómo se contagia el sarampión?

Transmisión del virus

La persona con sarampión puede transmitir la enfermedad desde 4 días antiguamente de que aparezcan los primeros síntomas hasta 4 días posteriormente del surgimientos las primeras manchas en la piel.

Por eso, se recomienda que siempre que la persona infectada o que crea que está infectada, permanezca asilada en una habitación de la casa y utilice cubrebocas por lo menos 1 semana para evitar que el virus se disperse cuando tosa o estornude. 

¿Cuántas veces se puede estar contagiado de sarampión?

La mayoría de las personas se contagia sólo una vez en la vida, ya que posteriormente de la infección el sistema inmune crea anticuerpos que son capaces de eliminar el virus en caso de que se prensente otra infección sin que se produzca síntomas. 

De esta forma, la vacuna es muy importante, pues se a través de esta, se introduce el virus inactivo de tal forma que el sistema inmune cree anticuerpos sin que sea necesario la exposición directa al virus y el explicación de síntomas.

Prevención del sarampión

La mejor forma de predisponer el sarampión es a través de la profilaxis, la cual debe aplicarse dos veces en la infancia, la primera, entre los 12 y los 15 meses, y la segunda, entre los 4 y 6 primaveras de vida. Una vez aplicada la vacuna la persona queda protegida para toda la vida. Los adultos que no fueron vacunados pueden aplicársela en una dosis única. 

Sin confiscación, en caso de que no se haya chapón la vacuna, existen algunos cuidados que ayudan ampararse en caso de una flujo de sarampión, como:

  • Evitar lugares con mucha masa, como tiendas comerciales, mercados, autobús o parques, por ejemplo;
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y lagotería;
  • Evitar robar las manos a la cara, especialmente antiguamente de lavárselas;
  • Evitar el el contacto, como abrazos o besos con personas que puedan estar contagiadas.

En caso de sospecha de infección de sarampión, se recomienda transigir a la persona al hospital, utilizando un cubrebocas o un paño para cubrir la trompa y boca, especialmente si esta necesita toser o estornudar. Conozca cuál es el tratamiento para el sarampión.

Deja tu comentario!