Cómo hacer el lavado de oído en casa

El lavado de oídos es un procedimiento que permite remover el exceso de cera, pero que asimismo puede ser usado para retirar cualquier tipo de suciedad que se haya acumulado en el canal auditivo a lo dadivoso del tiempo.

Sin secuestro, el lavado no debe ser usado para retirar objetos que hayan sido introducidos en el canal auditivo, como puede suceder con niños. En esos casos, se debe comparecer inmediatamente al otorrinolaringólogo o al pediatra para retirar el objeto sin causar lesiones en el aurícula. Vea qué hacer en caso de tener un insecto en el aurícula.

Idealmente, el lavado de aurícula debe ser realizado por un otorrinolaringólogo, sin secuestro, existen situaciones en que el médico puede asesorar hacer el lavado en casa, dando las indicaciones necesarias para hacer el proceso con seguridad. 

Lavado de oídos: Para qué sirve, cómo hacerlo y sus riesgos

Lavado con jeringuilla: Paso a paso

Para hacer un lavado de oídos seguro en casa, debe seguir los siguientes pasos:

  1. Llene una jeringuilla de 2o ml con agua o suero fisiológico calentada a 37ºC;
  2. Gire la individuo alrededor de un costado e inclínela hasta que el aurícula a aclarar quede de cara debajo;
  3. Coloque un recipiente por debajo del aurícula o haga el lavado sobre el servicio del baño, por ejemplo;
  4. Jale la oreja alrededor de a espaldas sutilmente para exponer el canal auditivo;
  5. Coloque la punta de la jeringuilla yuxtapuesto a la hueco del canal auditivo y presione el émbolo;
  6. Mantenga el émbolo de la jeringuilla presionado para crear un chorro constante hasta pincharse la jeringuilla;
  7. Repita lo pasos anteriores hasta remover toda la cera del aurícula.

Para mejorar los bienes del lavado de oídos, debe aplicarse un producto para enternecer la cera, como el Cerumin, que puede ser comprado en la droguería. Existen incluso soluciones de lavado que asimismo pueden ser compradas en la droguería y que contiene sustancias que ayudan a retirar la cera con longevo facilidad.

Posteriormente del lavado, se debe colocar una pequeña paparrucha de algodón en la entrada del canal para absorber todo el licor y mustiarse el canal auditivo, evitando el surgimiento de una otitis, por ejemplo. 

Para qué sirve el lavado

La acumulación excesiva de cera en el aurícula puede causar pequeña lesiones en el canal auditivo y dificultar la recital, especialmente en personas en que la cera es muy sequía, de esa forma, el lavado ayuda a disminuir el aventura de esas alteraciones. 

Por otra parte, al contrario de los hisopos, asimismo es un método relativamente seguro de retirar pequeño insectos o pedazos pequeño de comida, evitando que se desplacen alrededor de un circunscripción más profundo del aurícula.

Aunque sea una técnica simple, en la mayoría de los casos, el lavado no necesita hacerse en casa, ya que el aurícula tiene mecanismo naturales de retirar la cera. De esta forma, la técnica debe ser usada sólo cuando sea indicada por el otorrinolaringólogo.

Posibles riesgos 

El lavado de aurícula es un procedimiento proporcionado seguro, pero asimismo existen algunos riesgos, especialmente: 

  • Infección en el aurícula: sucede principalmente cuando no se sequía el canal auditivo correctamente posteriormente del lavado;
  • Foso del tímpano: aunque sea más raro, puede suceder en caso de que el lavado sea mal realizado y empuje la cera alrededor de el interior del aurícula;
  • Surgimiento de mareo: el lavado puede interferir con los líquidos lógicamente presentes en el aurícula, causando la sensación temporaria de mareo;
  • Pérdida temporaria de la recital: en caso de que el lavado cause algún tipo de inflamación en el aurícula.

Así, aunque pueda hacerse en casa, el lavado de oídos no debe ser hacerse frecuentemente, ya que la remoción excesiva de cera asimismo no es benéfica. La cera es lógicamente producida por el aurícula para proteger el canal auditivo de lesiones e infecciones. 

Quién no debe hacerse el lavado de oídos 

Aunque sea relativamente segura, el lavado de oídos debe ser evitado por personas con tímpano perforado, diabetes, sistema inmune débil o infección que estén cursando con una infección en los oídos. En caso de que no pueda realizar el lavado, vea otras formas de quitar la cera de los oídos.

Deja tu comentario!