Así es B-resuelve, la app nacida en Cataluña que lucha contra el bullying

Casi todos hemos presenciado alguna vez una situación de bullying y por miedo no hemos dicho nada. Desde hace unos meses, sin embargo, hay una aplicación de móvil que permite alertar de estos casos de manera anónima e inmediata: B-Resuelve .

Este proyecto comenzó a andar en 2016 gracias a la convicción de cinco personas que creían que luchar contra el acoso escolar utilizando la tecnología como base era posible: Meritxell Bosch, Natalia Flores, Marta Méndez, Maria Teixidor y Josep Fígols. Ellos cinco fueron los socios fundadores de la app B-resuelve y los que la han dado a conocer a la cincuentena de centros de Cataluña y Andorra que actualmente la utilizan.

Josep Fígols uno de los responsables de B-resuelve, nos cuenta que la aplicación nació principalmente para combatir el bullying, pero que poco a poco se ha convertido en un espacio donde los adolescentes comparten todo tipo propuestas y preocupaciones. "Una de las cosas que nos ha sorprendido es que la aplicación va teniendo vida propia. En un principio no habíamos pensado que los jóvenes utilizarían la herramienta para pedir ayuda en casos de trastornos de conducta alimentaria, por ejemplo".

De los 2.000 mensajes que los adolescentes enviaron el año pasado a través de la app, sólo un 15% hacían referencia a situaciones graves tales como casos de acoso continuado o drogadicción. La gran mayoría de avisos, cerca del 80%, estaba relacionado con otros temas, principalmente peleas y rumores.

"No todos los mensajes que se reciben, sin embargo, son negativos", remarca Josep Fígols: "De veces envían sugerencias o propuestas, ya que al fin y al cabo, la herramienta lo que quiere es dar voz a los adolescentes ".

Cómo funciona B-resuelve?

La aplicación tiene un funcionamiento muy sencillo. Cada uno de los centros que lo utiliza (institutos, centros recreativos, etc.) tiene un código de identificación y unos interlocutores propios -las personas que reciben las alertes-. Así pues, cuando un adolescente accede a la app, sólo tiene que "hacer un click", escribir el código de su centro, elegir el profesor, monitor, etc. que quiere que lea su texto y enviar el mensaje.

Imagen de la app B-resuelve. Foto: B-resuelve

Una vez hecho, la persona que recibe el aviso tiene la posibilidad de interactuar con el joven a través de un chat interno. De este modo, por ejemplo, le puede pedir más detalles sobre el caso para conocer todas las partes implicadas y hacer una mejor gestión. Además "cada vez que llega un mensaje, siempre hay un seguimiento: todo lo que se dice queda registrado, no existe la posibilidad de ocultar información" asegura Josep Fígols . Por tanto, el joven que pide ayuda a través de la app tiene casi el "100% de posibilidades de recibirla".

Así pues, B-resuelve permite a los centros conocer situaciones que quizás no habían detectado y da a los jóvenes la libertad de expresar sus problemas de manera anónima y segura.

Premio a la mediación

en enero B-resuelve ha recibido el Premio ADR Justicia 2018 en la mejor iniciativa en el ámbito de la mediación, un reconocimiento que anima al equipo a hacer Crex aún más este proyecto.

"nuestro sueño es que la app sea una herramienta de absoluto uso en todos los centros. Quisiéramos ser esta puerta de entrada para que los adolescentes pudieran tener voz y expresar sus peticiones de ayuda y propuestas de mejora ", asegura Josep Fígols.

Por el momento, parece que sus deseos se van cumpliendo. Dentro de poco, y por primera vez, B-resuelve implantará en un municipio entero, Alfafar (Valencia) y, además, podría ser que este 2019 también se empezara a utilizar a nuevos territorios, como Colombia. ¿Qué os parece este proyecto? Alguno de vuestros institutos usa la app?

Deja tu comentario!