Animadversión, intolerancia, inquina e intoxicación alimentaria: conoce las diferencias

Animadversión, intolerancia, inquina, intoxicación alimentaria…. ¿Conoces las diferencias entre estas 4 situaciones? Pueden presentar sintomatología parecida, sin retención, las causas son muy distintas entre sí. Te ayudaremos a identificar cada proceso y a conocer los motivos que pueden desencadenarlo.

Diferencias entre rechazo, intolerancia, inquina e intoxicación alimentaria

1. Animadversión

Es una reacción del sistema inmunitario cerca de poco que no resulta nocivo, denominado alérgeno. Se alcahuetería, por lo tanto, de una respuesta a una falsa rebato que cursa con una sintomatología caracterizada por:

  • Hormigueo o picazón
  • Edema
  • Urticaria
  • Hinchazón en tierra y desfiladero
  • Dolor ventral
  • Diarrea o nauseas
  • Vómitos y mareos.

Las alergias pueden presentar diferentes intensidades, desde procesos leves hasta un shock anafiláctico. Estos últimos pueden resultar fatales y se combaten mediante inyecciones de fármacos.

La causa de las alergias suelen ser ciertas proteínas presentes en los mariscos, frutos secos, pescado, huevos, lactosa o trigo. La ingestión de una pequeña cantidad de estas proteínas puede iniciar el proceso inconcluso por anticuerpos IgE. 

Es importante consultar al médico si se siente opresión de las vías respiratorias, descenso de la presión arterial, pulso acelerado o mareos y aturdimiento.

Alergia alimentaria
Las alergias alimentarias se dan cuando el sistema inmunitario reacciona frente a la presencia de alérgenos. En este caso, puede ocurrir tras ingerir mariscos, frutos secos, pescado, huevos, entre otros.

Intolerancia

Una intolerancia alimentaria es una reacción desfavorable derivada de la ingestión de ciertos alimentos. Ocurre a causa de una digestión, metabolización o aprovechamiento inadecuada de la comida, lo cual desencadena existencias adversos en el organismo.

Puede ser primaria si es hereditaria, secundaria si el origen no es hereditario o puede ser reversible en un cierto periodo de tiempo, o congénita si es hereditaria y presente desde el origen.

Los compuestos más propensos de causar una intolerancia alimentaria son la lactosa y el gluten, sin retención, muchos otros pueden demorar a ocasionar una intolerancia. Normalmente, la sintomatología de la intolerancia cursa con:

  • Trastornos gastrointestinales
  • Molestias dermatológicas
  • Problemas neurológicos
  • Aumento de peso
  • Problemas musculares o reumatismo

Las diferencias más destacables con respecto a la rechazo son que la intolerancia no depende del sistema inmunitario y que su sintomatología es menos aguda.

En los últimos abriles, se han realizado estudios individuales en los que se valora la intolerancia a ciertos alimentos a partir de una analítica sanguínea, sin retención, estos resultados no presentan evidencia científica.

Te puede interesar: Dieta para la intolerancia al sorbitol

Inquina

Es uno de los desordenes alimenticios más comunes durante los 3 primeros abriles de vida. Se alcahuetería de un rechazo persistente a ciertos alimentos por sus características organolépticas. Su sintomatología engloba la muecas faciales de desgrado, vómitos y expulsión de la propia comida.

A menudo, se alcahuetería de una condición que forma parte de un trastorno del procesamiento sensorial, por lo que viene acompañado de otros problemas sensoriales. Normalmente, se detecta a partir del rechazo constante del chiquillo cerca de la inmersión de nuevos alimentos.

Sin retención, la comida que le gusta la come sin ningún problema. Sin suplementos nutricionales estos niños demostrarán deficiencia nutricional, pero no retrasos en el crecimiento. No se asocia a alergias alimentarias ni a experiencias traumáticas.

Aversión infantil
La inquina es el rechazo persistente a ciertos alimentos por sus características organolépticas. Es muy frecuente entre los niños pequeños y puede conducir a deficiencias nutricionales.

Intoxicación alimentaria

Se alcahuetería de la última de estas 4 situaciones distintas. Ocurre a partir de la ingestión de un alimento o transparente que contiene bacterias, virus, parásitos o toxinas producidas por los mismos. Puede desencadenarse por factores de aventura como:

  • No lavarse las manos adecuadamente
  • No utilizar utensilios de cocina limpios
  • Errores en la conservación de los alimentos
  • Ingestión de agua de un pozo o contaminada

La sintomatología comprende asco, vómitos, diarrea, dolor o calambres musculares y fiebre. Estos signos pueden comenzar desde horas luego de ingerir el producto contaminado hasta semanas luego.

Es necesario consultar al médico si se presentan episodios frecuentes de vómitos o heces con casta o si la diarrea dura más de 3 días. Asimismo se debe despabilarse atención si se presenta fiebre inscripción o si existen síntomas de deshidratación u hormigueo muscular.

Las intoxicaciones alimentarias más frecuentes son las producidas por el Costridium Botulinum, la E.Coli y la Salmonela. La viejo parte de las cepas de estos microorganismos se encuentran en la carne y huevos o en las conservas abiertas mantenidas a una temperatura incorrecta.

Por lo precursor, es crucial ayudar una correcta higiene alimentaria y conservar los alimentos de forma adecuada. Para ello, es conveniente informarse sobre qué tipo de almacenamiento y manipulación se le debe dar a cada tipo de alimento.

Te puede interesar: Alimentos congelados: todo lo que debes retener

Conclusión

Ahora ya conoces las diferencias entre estas 4 situaciones. A pesar de las semejanzas en la sintomatología, identificar el origen del problema permitirá ponerle una opción válido y evitar mayores complicaciones a medio y derrochador plazo.

Es crucial identificar las diferencias entre la rechazo y la intolerancia, pues se suelen confundir muy asiduamente. Frente a la duda, siempre es una buena opción consultar al médico antiguamente de que el proceso desemboque en una complicación viejo.

The post Animadversión, intolerancia, inquina e intoxicación alimentaria: conoce las diferencias appeared first on Mejor con Sanidad.

Deja tu comentario!