5 consejos fáciles para reducir el plástico en nuestra vida

1.200 veces el peso de la Torre Eiffel. Esta es la sobrecogedora dato que la organización no gubernamental Greenpeace calcula que cada año llega a mares y océanos en forma de basura.

El impacto del plástico en nuestro entorno es mayúsculo. Basta escuchar el testimonio de este activista indio Afroz Shah que tiene como misión recuperar un río en uno de los barrios más pobres de Bombay. Para ello, enseña al habitantes a organizarse para recoger el plástico y otros desechos que daña su estado.

Dejar de utilizar el plástico es una misión difícil pero no imposible . Proponemos cinco consejos para minimizar su uso en nuestro día a día:

1. No olvidar las bolsas de tela al hacer la compra

Aunque en Cataluña desde marzo de 2017 es obligatorio pagar por las bolsas de plástico, su uso sigue siendo muy elevado. Llevar bolsas de tela o un carro de la compra minimiza de forma notable los residuos y, al cabo del año, también llegará a suponer un ahorro para los bolsillos de los consumidores.

2 . Sustituir las botellas de plástico para botellas ecológicas

En el trabajo, en la escuela o en alguna excursión … No sólo es preferible en el ámbito medioambiental llevar una botella ecológica o de vidrio, sino que el uso continuado de las botellas de plástico puede dañarlas y acabar convirtiéndose en un nido de bacterias.

3. Comprar en las fruterías locales

En los grandes supermercados suele ser una tónica encontrar alimentos vegetales envueltos en todo tipo de plásticos. Evitar comprar fruta envuelta y consumir en las fruterías locales ayudará a disminuir el desperdicio y, además, fomentará el comercio de proximidad.

4. Utilizar jabón y champú sólidos

La alternativa a comprar productos de higiene personal líquidos embotellados con plástico es el uso de jabones sólidos. Estos están cada vez más de moda y el mercado cuenta con una infinidad de opciones disponibles. Es también una opción ideal para viajar en avión, ya que, al no llevar líquidos, se puede evitar facturar la maleta.

5. Reutilizar y reciclar

Es innegable que vivir sin plástico constituye, hoy en día, un reto muy difícil de conseguir. Por este motivo, todos aquellos plásticos que no se hayan podido eliminar los hábitos diarios, vale la pena reutiliza los mismos y reciclarlos. Dar una nueva vida al plástico es posible.

Hasta 12 millones de toneladas de basura llegan al mar cada año Foto: Europa Press

Deja tu comentario!